Cargando...
CUIDADOS CORPORALES.
¿QUÉ ES LA CELULITIS?.
La celulitis se puede describir como una acumulación de grasa en determinadas zonas del cuerpo, que generalmente tiene connotaciones estéticas pero que puede llegar a ser una molestia incluso dolorosa.

Además, debe ser considerada y tratada como una enfermedad metabólica que consiste en la alteración de las células adiposas ya que no reciben el drenaje adecuado, lo que las hace inflamarse, aumentar de tamaño e incluso hacerse rígidas, dificultando así la circulación sanguínea y la linfática, con el correspondiente riesgo para la salud que ello conlleva. Lo cierto es que aparece con mayor asiduidad en mujeres, sobre todo en la parte de los glúteos y piernas, donde también asoman otras dolencias como las varices, denotando que ambas enfermedades están por tanto conectadas.

Existen diversas prácticas o métodos que podemos seguir tanto para prevenir como para intentar hacer desaparecer la celulitis ya existente. Un punto importante en este sentido es la práctica de ejercicio físico, de forma regular, y evitar la vida sedentaria a toda costa. Es decir, no hace falta que nos machaquemos sin piedad en el gimnasio a diario, pero si se pueden hacer pequeños gestos para controlar esta dolencia, como intentar ir caminando a todas partes, utilizar las escaleras en vez del ascensor, así como la ayuda de cremas y masajes que hacen reducir también la apariencia de la celulitis. El estrés y la tensión hacen que la circulación sanguínea se dificulte, por lo que tanto el ejercicio físico moderado como la posterior relajación y estiramiento harán que la grasa poco a poco vaya desapareciendo.

Pero sin duda alguna, la manera en que nos alimentamos contribuye en gran medida a la aparición o no de la celulitis. El principal consejo que siempre se da es beber mucho líquido, sobre todo agua y zumos, así como bebidas denantes y desintoxicantes, principalmente infusiones. Por ejemplo, la salvia tiene reconocidas propiedades contra la celulitis, además de aliviar los dolores de la menstruación y las molestias de la menopausia, ya que tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas, beneficiando en gran medida a la circulación sanguínea, y por consiguiente, reduciendo la apariencia de la celulitis. La alimentación debe ser equilibrada en general, sin cometer excesos con las grasas, sobre todo las saturadas, ya que tienden a acumularse en las arterias y bloquean la circulación de la sangre.

Otra buena pauta a seguir es referente a las cenas, ya que como a continuación vamos a dormir, en reposo se queman muchas menos calorías de lo usual. Por consiguiente, es aconsejable hacer una cena frugal, evitando sobre todo los carbohidratos de absorción lenta y los azucares, pues se acumulan en forma de grasa más fácilmente. También conviene incluir en la dieta alimentos como las legumbres, pues tienen muchos minerales que contribuyen a la oxigenación de los tejidos, como por ejemplo el hierro, y esto también ayuda a la desaparición de la celulitis. Otros alimentos que pueden ayudarnos en esta lucha son los vegetales de hoja verde (como las espinacas y las acelgas), los huevos, los frutos secos y los mariscos.
2013 @ Isabel Sanz